Soroche

Conoce los secretos para evitar el “mal de altura”

Soroche

También conocido como mal agudo de altura, es básicamente consecuencia de la falta de oxígeno. Ocurre habitualmente en personas no aclimatadas que ascienden por encima de los 2,000 msnm. en menos de 1 ó 2 días. El turista que llega al Cusco en avión es el más propenso a sufrir soroche. Los síntomas suelen ocurrir dentro de las primeras 48 horas del ascenso (aunque también mucho después) e incluyen desde dolor de cabeza, náuseas, vómitos, falta de apetito, sensación de ahogo, alteraciones del sueño, vértigo, palpitaciones y problemas de concentración hasta edema agudo de pulmón. Suele aparecer a partir de las 6 o 10 h de exposición a la hipoxia y es más frecuente en menores de cincuenta años y en sujetos que residen habitualmente a menos de 900 m de altitud.

En cuanto a la hipoxia, un error muy común es pensar que la cantidad o concentración de oxígeno atmosférico disminuye con la altitud. En realidad la concentración de oxígeno siempre es la misma (21% aprox.) independientemente de la altitud alcanzada, lo que disminuye es la denominada presión parcial de oxígeno y, con ello, la biodisponibilidad del mismo. Aunque se sabe que la hipoxia es la causante del Mal de Altura, el mecanismo exacto por el que ésta lo provoca todavía es desconocido.



Síntomas del Mal de Altura


- Cefalea (dolor de cabeza).
- Náuseas y vómitos.
- Anorexia (falta de apetito).
- Agotamiento físico.
Trastornos del sueño. Que pueden ser bien somnolencia o insomnio. También pueden presentarse episodios de disnea súbita nocturna (despertarse bruscamente con sensación de ahogo) debidos a la denominada respiración de Cheyne-Stokes durante el sueño.

Las manifestaciones más graves (y potencialmente letales) del mal agudo de montaña son el Edema Pulmonar de Altitud y el Edema Cerebral de Altitud.




Diagnóstico del Mal de Altura. La escala del Lago Louise

A efectos prácticos (en la montaña, por encima de los 2500 msnm) la aparición de cualquiera de los síntomas anteriores que no puedan explicarse por otras razones debe considerarse como Mal de Altura y actuar en consecuencia: dejar de ascender y, si los síntomas no mejoran, bajar, perder altitud lo antes posible al menos hasta la cota donde no se presentaban síntomas.

El diagnóstico del MAM es clínico, esto es, basado en la apreciación "general" del estado del sujeto ya que no existe ningún síntoma que, por sí solo, identifique el MAM de forma inequívoca. Generalmente se recurre a tablas de síntomas, cada uno de ellos con distinta puntuación. Si la suma total de los puntos obtenidos supera determinado umbral se considera criterio diagnóstico de MAM, así como la gravedad del mismo.

De entre todas estas tablas la más utilizada es la denominada escala del Lago Louise, que se divide en un cuestionario de autoevaluación (subjetivo) y una valoración clínica (objetiva). Tanto en el cuestionario como en la valoración clínica, el término "grave" normalmente significa "incapacitante".




Prevención del Mal de Altura. Aclimatación

El estado de forma o la preparación física, por excelentes que éstos sean, no previenen el Mal de Altura en absoluto. Éste puede producirse a cotas de tan solo 2500 m de altitud y se sabe que la susceptibilidad al mismo es inversamente proporcional a la edad del sujeto, probablemente debido a la madurez del sistema nervioso. Tampoco se recomienda el empleo de fármacos para prevenirlo, sino adaptarse progresivamente a la hipoxia de altitud mediante un proceso denominado aclimatación.
Un esquema típico de aclimatación puede ser el siguiente:
- Pasar al menos dos noches entre los 2.500 y los 3.000 msnm.

Por encima de 2.500 msnm no sobrepasar 600 m de desnivel diarios a la hora de acostarse, aunque durante el día se hayan alcanzado altitudes superiores.
- Cada 1 km de desnivel se debería pasar una segunda noche a la misma altitud que la noche anterior.

Por encima de 3.500 msnm se debe subir calmadamente, sin realizar esfuerzos intensos, sin sobrepasar los 300 o 400 m de desnivel diarios y descansando un día por cada dos de subida.

Por encima de 5 km de altitud no hay garantía de que una adecuada aclimatación impida la aparición del Mal de Altura e incluso edema pulmonar o cerebral, embolias etc. Para ascensiones a gran altitud la aclimatación debe ser prácticamente "personalizada" y depende en gran medida de la predisposición del sujeto al MAM.

Es muy importante tener en cuenta que, a pesar de seguir escrupulosamente un calendario de aclimatación, el Mal de Altura puede presentarse en cualquier momento. Ante cualquiera de sus síntomas es necesario dejar de ascender inmediatamente y, si los síntomas no mejoran, perder altitud lo antes posible, al menos hasta la cota donde no se presentaban síntomas. También es muy importante mantenerse perfectamente hidratado (beber al menos 4 o 5 L de líquido diarios) y una dieta variada rica en hidratos de carbono.




Cuando viajamos a Cusco, Puno, Arequipa o cualquier otra ciudad de la zona de la sierra del Perú debemos de tener en cuenta lo siguiente:


1.- Llegando por avión a zonas de altura: se debe evitar toda comida pesada y/o abundante, gaseosas, Coca Cola, café, cigarrillos.
Deberá llevar pastillas de Coramina Glucosada, las cuales pueden adquirirse sin receta médica en cualquier farmacia. Colóquese una pastilla en la boca y sentirá una rápida mejoría Se debe tomar a diario de 2 a 3 litros de agua natural y mates de hierbas, para mantener una hidratación adecuada.

2.- Es preciso mantener una dieta liviana y altamente energética rica en carbohidratos, sin grasas, en pequeñas cantidades y varias veces al día. Evitar comidas raras a las cuales el organismo no esté acostumbrado.

3.- Luego de su llegada a la zona de altura, es preciso descansar y dormir todo lo que se pueda.

4.- Se recomienda tomar un mate de coca bien caliente y muy concentrado con unas gotas de limón, si están a disposición caramelos o toffes de hoja de coca también sería recomendable comerlos.

5.- Tome siempre una taza de mate caliente con limón, después de las comidas; de noche es aconsejable que sea un mate de manzanilla o anís.

6.- El mate de coca, así como caramelos, toffes, galletas y chocolates hecho con hoja de coca son muy útiles durante el día, evitar ingerirlos antes de dormir.




Tratamiento

Si a pesar de tomar medidas preventivas se presenta el soroche, ingiera abundantes líquidos. El paracetamol es ideal contra el dolor de cabeza y la coramina limita las náuseas. La acetazolamida (250 mg 2- 4 veces al día por vía oral, dosis máxima: 1,000 mg/día) es muy eficaz para combatir la enfermedad y acelerar la aclimatación. En todos los casos es preferible consultar con un médico y observar las contraindicaciones. No espere sentirse muy mal para solicitar oxígeno. Puede encontrarlo en algunos hoteles, farmacias y en los hospitales. De hacerlo, solicite oxígeno a un flujo de 2-3 l/min.


Llegando al Cusco en avión

Es muy importante que camine despacio y no realice grandes esfuerzos físicos, recuerde que está a 3,400 m.s.n.m. Lo ideal es descansar algunas horas después de aterrizar. Si usted siente que le falta el oxígeno, puede solicitarlo en el mismo aeropuerto. También se comercializan oxígenos portátiles en las farmacias y boticas de la ciudad.

Blog Informativo

A continuación te presentamos una serie de "Tips Claves" indispensables para todos los viajeros que visiten la Tierra de los Incas.

Soroche - Mal de Altura

También conocido como mal agudo de altura, es básicamente consecuencia de la falta de oxígeno. Ocurre habitualmente en personas no aclimatadas que ascienden por encima de los 2,000 msnm. en menos de 1 ó 2 días.

Leer más

Recomendaciones de Viaje

Ya sea que prefiera sus costas que por más de 2500 Km. reciben las frescas aguas del océano Pacífico, sus valles y montañas nevadas o las selvas tropicales de la Amazonía, las variadas alternativas turísticas harán de su estadía una experiencia sumamente grata e inolvidable.

Leer más

Cusco Gastronómico

Perú es actualmente líder indiscutido a nivel mundial si hablamos de calidad y vanguardia de servicios gastronómicos. Aquí te detallamos una ruta imperdible si visitas la ciudad imperial de Cusco para hacer explotar tus emociones al degustar nuestra exquisita cocina.

Leer más

Clientes Felices

Recomiéndanos

Datos de tu amigo

“Los mejores planeadores que hemos conocido!!! No solo la atención de Diego y María si no de todo el equipo. Estamos más que agradecidos por todo. Los recomendamos por toda la vida en donde sea. Gracias.”

Francisco Macías Valadez Martínez (México)

“Excelente Servicio Turístico! Logística a medida de nuestro requerimientos, que nos permitió disfrutar al máximo de los recorridos sin ninguna preocupación. Los Guías son super preparados y con gran calidez nos facilitaron conocer un poco de la cosmovisión andina. Una empresa altamente recomendable!!! Lo pasamos genial!!!!.”

María Victoria Rainero (Argentina)